#EntrevistaMusical: SÁNGO GROOVE

#EntrevistaMusical: SÁNGO GROOVE

 #RevistaImpresa

SÁNGO GROOVE

#EntrevistaMusical: SÁNGO GROOVE

 

Nada más colombiano que un sancocho, en este caso musical

La música y sus vibraciones despiertan incluso sentimientos que parecían muertos. Pasan así, a convertirse en lugares, momentos, historias, o incluso rostros. Se transforma en persona, como aquella mulata fiestera, intelectual e introspectiva. Esa de ojos miel y caderas grandes, que representa a la perfección los sonidos de Sángo Groove, si estos fuesen mujer.

Un viaje para reencontrar las Raíces

Hace poco más de seis años, un grupo de vientos de New Orleans inspiró al pianista y músico caleño Víctor González, para utilizar esa influencia en lo que sería la realización de un sueño que se anidaba en su alma desde que descubrió que su profesión sería la música. La idea del director de Sángo fue mutando hasta llegar a lo que hoy es, donde se fusionan ritmos del pacifico, con sonidos de África. Uniendo así, la sensibilidad armónica del jazz, el Groove de Afrobeat y el funk, resultando ser recibido por el público, mejor de lo que se esperaba. Aunque al principio comenzó como un experimento, en el 2013 todo cambió tras su presentación en Amalgama Cultural, el lugar donde se formalizó aquello que sería la puerta a un cúmulo de memorias y reconocimientos.

Nombre Divino

Sángo significa en yoruba: Changó, la divinidad de grandes cargas eléctricas, la danza y el fuego. Una mezcla fuerte que en el 2016, este grupo presentó en forma de sencillo, cuyo nombre es “Mí Tambor”. Una canción que demuestra toda la evolución y el homenaje a la gente que día a día, lucha por sobrevivir en un país que muchas veces los olvida. Esta agrupación se conforma por 9 personajes que aportan desde sus vivencias y sus influencias en la música, uniéndose para otorgar personalidad y esencia, desde lo que su director describe como “almas de niños”.

Lanzamiento de su álbum “Mezcla”

Recientemente presentaron su primer álbum llamado “Mezcla” bajo el sello Discos Fiera. Desde que uno escucha su primer adelanto, al corazón le persigue la emoción y se hace inevitable empezar a mover los pies, incluso si uno se encuentra en la oficina. Canciones de protesta social, algunas otras pachangueras y con letras singulares que animan a pasar la tarde coreando “Mi mamá está loca, le patina el coco, quiere que me suba a una palma e’ coco, sin una escalera. Le patina el coco”.

 

Escrito Por: Coordinadora editorial – Estefania Chingual López.

Foto: Cortesía – Leydi Portela

Comentarios

comentarios

Leave a Reply