Home Columnas #Educación – 3 motivos para votar por Gustavo Petro

#Educación – 3 motivos para votar por Gustavo Petro

136
0

Gustavo Petro, ese candidato que, para millones de colombianos y colombianas (incluyéndome), representa el verdadero cambio que necesita nuestro país. Uno de los pocos personajes políticos (por no decir que el único) que ha mantenido su coherencia discursiva y práctica en la inmensa mayoría de ocasiones. El único candidato que ha sido capaz de reconocer errores y disculparse por ellos (como el episodio relacionado con su intervención pública en Girardot), y más importante aún: el ÚNICO candidato que a lo largo de su vida política ha demostrado por medio de sus acciones que realmente combate la política tradicional, corrupta y mafiosa de Colombia. A continuación, ahondaré en 3 de los principales motivos por los que usted debería votar por Gustavo Petro el próximo 29 de mayo si su deseo es que este país tenga un cambio positivo.

Debates como congresista

Gustavo Petro lleva estando en el Congreso desde 1991, aunque con algunas interrupciones, es decir, desde entonces ha habido años en los que no ha ocupado alguna curul en el parlamento. Entre sus debates más destacados, se encuentran principalmente 4: el de las chuzaDAS, la moción de censura contra el exMinistro de Medio Ambiente, Juan Mayr, debate sobre el manejo de fondos públicos de la Dian durante el gobierno de Pastrana, y sus debates sobre el paramilitarismo y su relación estrecha con la política nacional.

Según el artículo “Gustavo Petro, el último debate” de La Silla Vacía, en el primero Petro acusó al Gobierno Nacional de turno (segundo mandato de Álvaro Uribe Vélez) de perseguir y monitorear a políticos, líderes(as) y periodistas de oposición a través del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), lo cual, según el Estatuto de Roma, representa un crimen de lesa humanidad. Entre 2010 y 2015, 20 personas fueron condenadas por dichas interceptaciones ilegales, entre ellas exdirectores de dicha entidad; como siempre, Uribe salió a decir que todo lo hicieron a sus espaldas.

La moción de censura contra el exMinistro de Medio Ambiente en 1999 (en la que participó Petro), fue llevada a cabo porque Mayr violó “el derecho de consulta previa de las comunidades indígenas Uwa y Embera que habitaban en las zonas de exploración petrolera y en la represa de Urra I, respectivamente”, según La Silla Vacía. Como suele suceder, la mermelada tradicional salvó al entonces ministro.

En 2001, el entonces Representante a la Cámara por el Polo Democrático, “cuestionó el mal manejo de unos fondos públicos de la Dian que durante el gobierno de Pastrana, fueron recaudados por los bancos Pacífico y Andino. En ese debate Petro denunció que algunos funcionarios del gobierno de Andrés Pastrana estaban sacando tajada de la plata recaudada por Pacífico y Andino”, afirma La Silla Vacía.

Finalmente, los debates que más reconocimiento le dieron a Gustavo Petro como líder de oposición, fueron los relacionados con el paramilitarismo. Basándose en documentos de la Fiscalía, acusó al entonces presidente Uribe de haber apoyado a las Convivir (precursoras del paramilitarismo en Colombia) desde su época como gobernador de Antioquia, y afirmó que en fincas de la familia de Álvaro Uribe se habían producido crímenes. Además, demostró los nexos que tenían más de la mitad de los congresistas de la época con el paramilitarismo, lo que dejó como saldo un total de 60 congresistas condenados por lo que se denominó “parapolítica” entre el 2007 y el 2013.

Bogotá Humana

Gustavo Petro fue alcalde de Bogotá entre el 2012 y el 2015, con una destitución ilegal de por medio. Su programa de gobierno se llamó “Bogotá Humana”, y, contrario a lo que los medios tradicionales le han hecho creer a muchos compatriotas, Petro dejó una Bogotá vanguardista con logros en materia social, económica y cultural que nunca antes se habían visto.

Según el artículo “Las cosas buenas de la gestión de Gustavo Petro” publicado por la Revista Semana en el 2013 (antes de que se volviera abiertamente uribista), “a través de subsidios, Petro le aseguró el mínimo consumo de agua gratis a la población de estratos 1 y 2 beneficiando cerca de 668.397 suscriptores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá-EAAB”.

Además, le bajó $350 a la tarifa del Transmilenio para beneficiar a las poblaciones más vulnerables. Incrementó la seguridad de la carrera Séptima volviéndola un espacio exclusivo para peatones y biciusuarios. Finalizó las obras que expandieron el servicio del Transmilenio por la 26 y la Séptima. Creó los Centros de Atención Móvil a Drogodependencia (CAMAD) para atender a los drogadictos como enfermos, no como criminales. Durante su mandato, el número de homicidios se redujo sustancialmente:   pasando de 1.654 homicidios en 2011 a 1.281 en 2012, y pasando de 22 casos por cada 100.000 habitantes en el 2011, a 17 en 2012. En lo que más invirtió como alcalde, fue en la educación (3,2 billones de pesos). Eliminó los vehículos de tracción animal y bajo su alcaldía se aprobó la ley que prohibió del uso de animales en los circos. Mostró avances gigantes en su lucha por acabar con la segregación social, muestra de ello fue la creación de Casas Refugio para la protección de la vida de los miembros la comunidad LGBTI.

También dignificó la labor de los recicladores y recicladoras, lo cual le costó su cargo, ya que su intento tenía como propósito quitarle el negocio de las basuras a los agentes privados e incluir a los recicladores como líderes en este modelo. La Corte Interamericana de Derechos Humanos comprobó que su destitución fue ilegal.

Es el único candidato que propone cambios sustancialmente positivos

Con solo escuchar los debates presidenciales de este año es posible confirmar que lo dicho en este último apartado es cierto. Las “propuestas” más importantes de todos los candidatos que no son Petro, giran en torno a cómo derrotar a este líder opositor en las urnas y en cómo perjudicar más aún a la población menos favorecida.

Gustavo Petro es el único que ha hablado y explicado cómo debe incrementarse el poder femenino en la sociedad colombiana (proponiendo la creación del Ministerio de la Igualdad, por ejemplo), es el único que defiende a capa y espada la idea de acabar de una vez por todas con el conflicto armado interno y abrirle las puertas a una paz verdaderamente duradera, es el único que ha propuesto que todo aquel que quiera estudiar pueda hacerlo, garantizando la educación pública, universal y de calidad, es el único que ha hablado sobre la importancia de dignificar a las minorías étnicas y sus derechos especiales, es el único que habla de que el Estado debe proponer la compra de las tierras improductivas para que estas sean asignadas al campesino, que es quien en realidad las trabaja. Es el único que propone y explica cómo realizar una transición energética hacia energías limpias y una transición económica que deje cada vez más a un lado el extractivismo y se aproxime cada vez más a una economía productiva e industrial, etc. etc. etc.

Con esta columna termino de aportar mi granito de arena hacia la consolidación de un cambio real para el país este 29 de mayo en la primera vuelta presidencial. Espero que los 3 motivos para NO votar por Sergio Fajardo, los 3 motivos para NO votar por Federico Gutiérrez y estos 3 motivos para votar por Gustavo Petro sean suficiente para que usted sepa a quién darle su voto el próximo 29 de mayo. Estamos en sus manos, en nuestras manos, el cambio depende de todos y todas.