El cantante, elegido por la revista Rolling Stone como el mejor rapero en español, fue asesinado en Venezuela en 2015, informó este martes la Fiscalía, que reabrió el caso ocho años después.

Si bien durante más de ocho años la muerte del reconocido cantante de rap Tyrone González, mejor conocido como Canserbero, fue considerada un suicidio, la Fiscalía de Venezuela logró que la exmanager del artista, Natalia Améstica, confesara el crimen.

En un crudo relato, la productora confesó su autoría en el asesinato del cantante, quien falleció en 2015 tras supuestamente caer de un edificio. En su declaratoria, Améstica también admitió que asesinó a su esposo Carlos Molnar. En ambos crímenes, dijo, participó también su hermano Guillermo Améstica.

El fiscal general, Tarek William Saab, presentó en una declaración a la prensa videos de confesiones de los dos homicidas de Canserbero. Natalia Améstica relata en uno de los videos divulgados por Saab que drogó a Canserbero y Molnar, quien era su esposo, al poner una alta dosis de alpram –un medicamento para tratar la ansiedad– en una bebida, apuñalándolos después varias veces.

Luego, asegura, llamó a su hermano Guillermo, productor musical, para que la “ayudara” a encubrir el doble asesinato, al simular una pelea entre el cantante y su amigo y lanzar el cuerpo del artista desde una ventana.

“Todo lo hicieron, aparte de a sangre fría, con premeditación”, manifestó el fiscal Saab, quien aseveró que el detonante del crimen, de acuerdo con las nuevas pesquisas, fue el reclamo de un pago por una gira que el cantante había realizado en diciembre de 2014 por Argentina y Chile, que los Améstica aseguran haber financiado.

Tras la decisión del Ministerio Público de reabrir el caso en noviembre pasado y la exhumación del cuerpo del cantante, nuevas investigaciones descartaron la primera versión oficial, según la cual Canserbero se había suicidado a los 26 años, tirándose desde el décimo piso de un edificio de apartamentos en Maracay (estado Aragua, norte), después de matar en una pelea en ese lugar a su amigo Carlos Molnar.

“Los niños se fueron con la abuela y se dio la oportunidad para yo hacerles un té en el que coloqué Alpram y le di una taza a cada uno. Al momento de quedar somnolientos, yo estaba en la cocina preparando la cena y al llegar Carlos vi como estaba y lo ataqué directamente al cuello. Él cae al piso y lo ataqué por la espalda y por el brazo”, sostuvo en su declaración Améstica.

“Quien me ve es Tirone (Canserbero), se preocupa mucho, pero él también estaba somnoliento. Yo le explico que fue un ataque de ira que no me pude controlar y él cae en el sofá dormido. Ahí es cuando yo le doy dos puñaladas en su costado”, agregó.

Saab informó que hay seis detenidos y varios prófugos. La Fiscalía emitió órdenes de captura contra seis de los primeros policías que llegaron al lugar del suceso, a quienes acusa de recibir 10.000 dólares de los hermanos Améstica para encubrir el doble asesinato. Un séptimo agente falleció en 2018 en servicio.

“Recibieron los 10.000 dólares, cambiaron el sitio –la escena del crimen– e interrogaron de manera totalmente premeditada para favorecer la tesis del homicidio-suicidio”, dijo Saab.

El Ministerio Público también ordenó la aprehensión de una patóloga forense y dos fiscales que actuaron en las primeras investigaciones. “Canserbero puede descansar en paz”, dijo Saab.

El fiscal comparó el caso con el asesinato del rapero Tupac Shakur en 1996 y cuestionó que la justicia en Estados Unidos “nunca ha esclarecido” el crimen. El sospechoso de ese homicidio se declaró inocente ante un tribunal en noviembre.