“Parsifal” – François Girard

“Parsifal” – François Girard

Con ese modesto título firmó Wagner su última gran ópera, Parsifal, cuando la terminó en 1882. Y tal vez no era para menos. “Parsifal no es sólo una ópera – es una misión. Esta es una obra sagrada en la historia de la música”, dice Girard. Y el libreto, como siempre escrito por él mismo, siempre ha suscitado interpretaciones sobre su significado. ¿Es un testamento filosófico, una fábula de la humanidad, o sólo un cuento mítico?. En esta producción, la obra se sitúa en un mundo post-apocalíptico donde el calentamiento global ha hecho de la Tierra un lugar desértico y desolado. Aparece un suelo árido resquebrajado y con una grieta por la mitad del escenario, por donde fluye primero un hilito de agua y, luego, una quebrada de sangre. La grieta es la herida de Amfortas, que afecta la tierra misma.

Comentarios

comentarios