#Entrevista Consuelo Guzmán: El poder de la imagen personal

#Entrevista Consuelo Guzmán: El poder de la imagen personal

consuelo guzmán

Es una de las especialistas de moda más solicitada del país, que basa su teoría de la imagen en una filosofía que ella misma llama “arquitectura personal”. Fue reina de belleza, modelo y se graduó como Diseñadora Industrial, especializándose en España como Personal Shopper. A ella acuden todas las personas que sienten la necesidad de dar un cambio radical en su imagen, que como sabemos, es la carta de presentación para poder impactar en cualquier lugar y en cualquier momento. Consuelo Guzmán va mucho más allá de las tendencias, porque para ella la esencia de vestirse bien radica no en ponerse lo que está de moda sino lo que nos queda bien.

¿Qué es un Personal Shopper?

Personal Shopper se traduce como “comprador personal” y es una profesión que, como su nombre lo dice, asesora a las personas en el tema de las compras, bien sean de arte, tecnología, decoración o moda. Esta carrera nace en los años 80 en la ciudad de Nueva York a raíz de la gran oferta de productos que había en esa época y del poco conocimiento que tenía la gente sobre ellos. El Personal Shopper va más allá del mero acompañamiento de compra, es una asesoría que hace una búsqueda del estilo propio de las personas.

¿Qué tan importante es la apariencia personal en la actualidad para triunfar?

El triunfo en realidad es una suma de varios factores: la personalidad, la capacidad de comunicarse y la confianza en sí mismo. Claro que la apariencia ayuda, pero ella no determina nada. Uno puede estar bien vestido pero abrir la boca y dañar todo. Estamos en una era visual, ya la gente no lee, se deja llevar siempre por la primera impresión. La apariencia vende, pero no lo es todo.

¿De dónde nace la concepción de “arquitectura personal”?

Eso fue resultado de un trabajo que hice con Giselle Garcés, que también fue reina de belleza y que ahora se desempeña como una excelente comunicadora. Con ella creamos los logos, el sentido de la empresa, y de ahí partimos con el concepto de “arquitectura personal”. Lo llamamos así porque creemos que la imagen se construye, tal y como se construye una casa un edificio. La gente tiende a pensar que la apariencia es algo superficial, pero no: ella es el reflejo de tu personalidad, de tu estilo de vida y de tus convicciones. La forma como te mueves, caminas, comes y te vistes son el lenguaje que nos muestra quién eres. Vivimos en una era donde la gente cree que vestirse a la moda es la clave para lucir bien, yendo aún en contra de su pensamiento y siendo incoherente con su propio discurso. No: no es ponernos lo que está de moda, es ponernos lo que nos queda bien y va con nuestra esencia.

¿Cómo es el asesoramiento a grandes empresas?

Es un proceso más complejo porque la persona que nos contrata es la gerente o la cabeza de la empresa. Entonces nos toca entender a un grupo diverso donde muchos de sus miembros no siempre están de acuerdo con el cambio o consideran que el tema de la imagen no es tan importante. Cuando hay trabajo con empresas se debe tener en cuenta las necesidades generales y las opiniones de cada persona, para dar una solución completa. Eso sí: siempre promovemos la coherencia de la imagen; es como si un odontólogo tuviera los dientes torcidos o un nutricionista sufriera de sobrepeso… hay que estar acorde a lo que hacemos para mostrar lo que queremos.

¿Cuánto se demora el proceso de una asesoría de un Personal Shopper?

Se hace en aproximadamente cinco citas, en las cuales analizamos muchas cosas como la forma del rostro y el cuerpo, al igual que las prendas que tiene el cliente en su armario, donde definimos qué se queda y qué se va. Luego hacemos acompañamiento a la peluquería y lo asesoramos en todo lo que tiene que ver con las compras. Le decimos al cliente qué debe y qué no debe comprar.

¿Qué tan importante es la industria de la moda en Colombia?

Es muy importante, mueve mucho la economía y ayuda a que haya empleo. En Medellín y en Cali se producen muchísimas prendas, siendo las fajas y la ropa interior las reinas de la industria. Lógicamente los TLC han afectado mucho a la industria, porque llega a nuestro país muchas cosas hechas en China y hace que exista competencia fuerte. Pero creo que tenemos con qué responder y esto de los TLC nos obliga a ser creativos y a organizarnos como industria.

¿Cómo se mantiene usted actualizada en la moda?

Yo estoy pendiente de la moda, pero estoy más preocupada por las personas. Miro las tendencias pero sé que lo más importante es el mensaje, es decir, que los atuendos estén de acuerdo a lo que son las personas en realidad.

¿Qué es lo primero qué le mira a una persona?

Yo soy muy respetuosa en ese sentido, porque la gente tiende a intimidarse conmigo porque cree que siempre ando analizando cómo se viste todo el mundo y la verdad no es así. Pero si tuviera que decir una prenda que primero veo son los zapatos. Los zapatos dicen mucho de una persona.

¿Cómo encontramos nuestra esencia al vestirnos?

Sencillo: mirándonos a un espejo y reconociendo cuáles son nuestras fortalezas y debilidades. El espejo nunca miente. Otra cosa es que debemos asesorarnos por expertos, no por nuestra mamá que siempre nos va a ver bonitos o por la amiga que está peor que nosotros.

¿Qué define el buen gusto?

Es algo muy subjetivo. Pero yo creo que el buen gusto nace del equilibrio.

Las mujeres. De 10 clientes 1 es hombres.

¿Para dónde va la moda colombiana?

Vamos en buen camino. Pero la gente del común no aprecia el diseño, y eso es normal. Hay buenos diseñadores, pero he visto que los nuevos diseñadores quieren ante todo fama.

 

Entrevista realizada por Luis Gaviria   @luisgaviria226

Comentarios

comentarios