Ha planteado la necesidad y urgencia de tomar acciones frente a la amenaza de la crisis climática, dedicando a ello el dinero de la lucha contra las drogas.

El presidente de Colombia hizo su primera intervención la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, este martes a las 10.00 de la mañana. Fue el quinto mandatario en hablar en el encuentro de los jefes de Gobierno del planeta. Su discurso ha planteado la necesidad y la urgencia de acciones frente a la amenaza de la crisis climática. Además, Petro quiso abrir “una discusión mundial”, con EE UU como principal aliado, sobre la necesidad de cambiar el enfoque de la política mundial sobre las drogas ilícitas, para pasar de la guerra a una mirada más “holística”, que incluya su regulación.

En su discurso dijo que: “para destruir la planta de coca arrojan venenos, glifosato en masa que corre por las aguas, detienen a sus cultivadores y los encarcelan. Por destruir o poseer la hoja de la coca mueren un millón de latinoamericanos asesinados y encarcelan a dos millones de afros en la América del Norte. Destruid la planta que mata gritan desde el norte, pero la planta no es sino una planta más de los millones que perecen cuando desatan el fuego sobre la selva”.

Con un tono desafiante, muy sonoro para un espacio diplomático, señaló a los países ricos y al funcionamiento de la sociedad contemporánea de estar destruyendo la selva con sus adicciones a las drogas y al consumo. “¿Qué es más venenoso para la humanidad, la cocaína, el carbón o el petróleo?”, preguntó.

Petro concluyó su intervención pidiendo a Ucrania y Rusia a hacer la paz. “Solo en paz podremos salvar la vida en esta nuestra tierra. No hay paz total, sin justicia social, económica y ambiental. Estamos en guerra, también, con el planeta. Sin paz con el planeta, no habrá paz entre las naciones. Sin justicia social, no hay paz social”, afirmó.

Fuente: El País España