La manzana de Adán vs. El androide del futuro

La manzana de Adán vs. El androide del futuro

La guerra descarnada entre Apple y Samsung por el mercado tecnológico no sólo ha dejado millones de dólares en demandas alrededor del mundo; también nos ha hecho partícipes de lo último en dispositivos móviles: El iphone 5 y el Galaxy S3. Si está indeciso y no sabe cuál es mejor para usted, hay algunas diferencias que determinan cuál elegir a la hora de optar por uno de estos teléfonos de gama alta; escoja el suyo:

 

Samsung Galaxy S3:

Pantalla de 4,8 pulgadas, perfecta para la visualización de fotos, videos y cualquier tipo de contenido multimedia. La pantalla Súper AMOLED HD con una resolución de 1280×720 hace de cualquier contenido web un deleite visual. Sin embargo, en términos de practicidad las dimensiones del Galaxy S3 hacen que manejarlo con una sola mano sea un poco engorroso. Tampoco es el dispositivo ideal para aquel que lo quiera llevar en el bolsillo del pantalón.

En cuanto al rendimiento, el dispositivo cuenta con poderoso procesador Exynos 4 de cuatro núcleos, lo que facilita y mejora la multitarea. Esto en pocas palabras permite que la experiencia del usuario sea perfecta si se quiere ver un video y chatear a la vez.

A pesar de contar con el mismo sensor y los 8 megapíxeles de su predecesor el Galaxy S2, el último dispositivo de Samsung incorpora en su nuevo dispositivo efectos fotográficos y una mayor ganancia, lo que mejora la experiencia con fotos en condiciones de poca luz.

 

Iphone 5:

Característico de Apple, el diseño es lo primero que llama la atención si se piensa en el nuevo iphone, es más delgado y ligero que el modelo anterior el 4S. Ahora cuenta con una elegante y duradera placa de aluminio que es mucho más resistente y que contrasta con el policarbonato del Galaxy S3.

Revolucionarios desde el diseño, los de la manzana han modificado tanto la microSIM que ahora es remplazada por una nanoSIM mucho más pequeña y han cambiado su adaptador característico de 30 pines por uno más pequeño pero que obliga a los que tienen complementos como parlantes y cargadores a comprar un adaptador, lo que supone una desventaja.

La agrandada pantalla de cuatro pulgadas con la conocida tecnología Retina Display es para muchos la mejor pantalla que existe para un teléfono móvil, a simple vista tiene un mejor rendimiento en cuanto al brillo y tonalidades (sobretodo en los blancos) si se compara con la pantalla del Galaxy S3.

A pesar de haber doblado la memoria RAM (de 512 MB a 1 GB) y de su procesador A6 el doble de rápido que el anterior aun no podemos visualizar contenidos flash en el iphone. Tampoco cuenta con microUSB ni con la tecnología NFC que permite pagar con el móvil.

¡USTED DECIDA!

Comentarios

comentarios