#Místico: La tusa energética

#Místico: La tusa energética

La tusa energéticaLa tusa energética

Lo que no ves, pero influye en tu vida

Cuando estamos en una relación de pareja, todos nuestros centros energéticos se alinean con la persona que compartimos la intimidad. Durante el encuentro sexual se vive un proceso energético muy poderoso que, si la relación termina, es importante sanar.

Principalmente, el Chakra Raíz de ambos (ubicado en el coxis) se une, despertando la energía kundalini. De esta manera, las auras se fusionan para crear una gran energía áurica alrededor de ambos, como si surgiera una tercer alma. Es tan potente que, incluso, se le pueden leer los Registros Akáshicos a la pareja para conocer su compatibilidad.

Cuantas más relaciones se tiene con una persona, más profunda es la conexión. Por lo tanto, al separarse, dejan una huella energética y kármica. Esto explica por qué, a veces, recuerdas tanto a tu expareja o a la persona con quien hayas intimado, ya que cambia tu vibración y creas lazos energéticos que los unen. Si estos lazos no son cortados y sanados, continúan transmitiendo energía a nivel sutil.

Compartiendo energía

Con cada relación sexual, adquieres parte de la energía del otro. Si tienes relaciones con gente densa, inconsciente, carente de luz y amor, e inestable… Adquieres lo mismo. Cambias a un paradigma en que nada te hace feliz, aunque tengas muchas razones para serlo. Si la otra persona hizo algo que marcó su karma, también lo adquieres tú y eso atrae experiencias negativas.

Por el contrario, si tienes relaciones con alguien consciente, lleno de luz, de amor y que mantiene su energía limpia, se genera un maravilloso intercambio de energético positivo para ambos individuos. Los dos se elevan en amor y consciencia. Esa energía también queda en ti como nuevos códigos de luz.

Si estableces intimidad con una persona que se encuentra en pareja, adquieres la energía de los dos. Esta conexión, incluso, ocasiona que las dos mujeres (esposa y amante) regulen su ciclo menstrual como si vivieran juntas y hasta pueden embarazarse al mismo tiempo.

Atracción vibracional

Si te preguntas ¿Por qué atraigo a mi vida, personas cuyas relaciones conmigo son vacías, dolorosas y densas? Aquí encontrarás varias respuestas:

Primero, por vibración: Atraemos lo que somos.

Segundo, por aprendizaje: La otra persona es un reflejo de ti, te mostrará tus sombras para que puedas reconocerlas y mejorar.

Tercero, por conflictos internos: No te amas, no te valoras.

Cuarto, por lazos energéticos: si no cortas los vínculos del pasado, te seguirán acompañando por muchas vidas más.

La solución para sanar la tusa energética consiste en pedirle a los seres de luz, sobre todo al poderosísimo Arcángel Miguel, que te guíen en tu sanación y corte energético con la persona o personas que te acompañaron anteriormente. Así podrás recordar cuál es tu verdadera esencia y valorar tus dones espirituales.
Cuando sanas tu merecimiento, desde tu amor propio vibrarás en la frecuencia perfecta para disfrutar de una vida en pareja, plena y feliz.

 

 

Escrito Por: Paola Burgos.

Ilustración por: Johanna Gutierrez.

 

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply