#Perfil: Miky calero

#Perfil: Miky calero

emprendido un proyecto de fotografía decorativa con uno de los centros médicos de la ciudad de Cali, en la Clínica Valle de Lili, donde ha dispuesto su talento y su amor para embellecer a través de fotografías de paisajes, los pequeños “bunkers” donde se realizan procedimientos médicos para enfermos terminales. Para él es gratificante y enriquecedor poder regalar por medio de las fotografías decorativas un poco de tranquilidad a estas personas en ese momento difícil para ellos. De esta manera utiliza sus saberes, como un vehículo que hace parte de esa huella positiva que quiere dejar en este mundo

Miky Calero

Magia a través de la fotografía

¿Quién es?

Conocido hoy por hoy como “El abuelo de la fotografía” Miky es un apasionado por este arte, aprendió las técnicas en el Art Institute de Fort Lauderdale en Florida en los años 70. Lleva más de 30 años inmerso en este mundo mágico de la fotografía, tal como él lo llama, capturando desde retratos de grandes personajes de la farándula y moda colombiana en los años 90, hasta paisajes que reflejan tranquilidad como lo hace hoy en día.

Periodista, ambientalista y defensor de los recursos naturales, juega con otras de sus pasiones y lo deja claro con su trabajo como columnista en el diario El País y en su sección “Verde que te quiero verde” del programa radial Oye Cali.

¿Qué hace?

Desde los años 80 se ha dedicado a la fotografía, empezó como fotógrafo de arquitectura y de ahí saltó al mundo de la moda y farándula colombiana, trabajando como fotógrafo de la revista Minicromos y grandes marcas de moda como Studio F. Tuvo bajo su lente figuras representativas del momento, entre modelos, políticos, deportistas y artistas. Fundó junto a un grupo de amigos: Diva, proyecto que lo catapultaría y lo llevaría a ser reconocido como uno de los mejores fotógrafos de la década de los 90´s.

Después del paso por el mundo de la farándula capitalina, Miky, radicado nuevamente en Cali, se dedica a su estudio donde realiza fotografía corporativa y decorativa, continua en el mundo de la moda manejando un bajo perfil, como bien dice, y con otros intereses donde la tranquilidad prima en su vida.

¿Para dónde va?

Quiere dejar una huella positiva para los que vienen y van llegando a este mundo, además anhela vivir muchos años más, para así seguir compartiendo su arte. Desde estos anhelos ha emprendido un proyecto de fotografía decorativa con uno de los centros médicos de la ciudad de Cali, en la Clínica Valle de Lili, donde ha dispuesto su talento y su amor para embellecer a través de fotografías de paisajes, los pequeños “bunkers” donde se realizan procedimientos médicos para enfermos terminales.

Para él es gratificante y enriquecedor poder regalar por medio de las fotografías decorativas un poco de tranquilidad a estas personas en ese momento difícil para ellos. De esta manera utiliza sus saberes, como un vehículo que hace parte de esa huella positiva que quiere dejar en este mundo.

 

Escrito Por: Alejandra Rodríguez.

Fotografía Por: Joaco Calero.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply