La árbitra portuguesa Catarina Campos mostró una tarjeta blanca en el Estadio da Luz de Lisboa.

En un momento histórico, se introdujo un nuevo tipo de tarjeta durante el clásico femenino entre Benfica y Sporting de Lisboa, en Portugal. ¿Qué significado tiene esta cartulina?

Las tarjetas amarillas y rojas han sido parte integral del fútbol durante décadas, por lo que ver una tarjeta blanca en el partido de la liga femenina de Portugal fue algo muy inusual. Durante el clásico lisboeta entre Benfica y Sporting fue utilizada una nueva tarjeta por primera vez en el fútbol profesional.

Justo antes del descanso del partido, cuando Benfica iba ganando 3-0, la árbitro sacó de repente una tarjeta de su bolsillo. El color de esta no fue ni rojo ni amarillo. Un aficionado del Sporting de Lisboa se sintió enfermo en la tribuna y otros espectadores llamaron al personal de logística para que le brindaran atención. Al ver eso, el personal médico de ambos equipos se apresuró para llegar de inmediato.

Después del incidente, los equipos médicos volvieron a sus respectivos banquillos. Fue entonces cuando, Catarina Campos, la árbitra de campo, sacó una tarjeta blanca nunca antes vista en la historia del fútbol profesional y la mostró a los dos grupos asistenciales.

Esto fue algo para lo que nadie estaba preparado porque en fútbol tarjeta significa castigo. Los árbitros suelen sancionar al futbolista, incluido el entrenador u otros miembros en el banquillo, con una tarjeta amarilla o roja. La tarjeta blanca significa todo lo contrario.

¿Qué significa la tarjeta blanca en el fútbol?

La tarjeta blanca está diseñada para mostrar reconocimiento a los clubes por actos de noble competencia durante un partido, en un intento por “mejorar la moral en el deporte”. Aunque no es una práctica común, al menos es parte de una serie de innovaciones. Ahora que la tarjeta blanca se usa por primera vez, la esperanza es que otros árbitros la apliquen cuando lo consideren oportuno durante un partido.

Sin embargo, más de un seguidor del balompié se cuestionó de la necesidad del uso de una tarjeta blanca durante el encuentro. Muchos creen que no había necesidad de ir más allá de las reglas tradicionales del fútbol. La árbitra causó una confusión innecesaria. Como se ha dicho en los últimos tiempos, no tiene sentido perder el tiempo de juego en incidentes fuera del campo. Ya sean elogios o críticas, la árbitra de Portugal dio a luz una nueva idea de fútbol.