Home Cine La película Ermitaño, homenaje a los campesinos colombianos, llega a las salas...

La película Ermitaño, homenaje a los campesinos colombianos, llega a las salas de cine

55
0
blank

Ermitaño ya se puede ver en las salas de cine de Bogotá, Cali, Manizales, Medellín y Barranquilla.

La historia dirigida por el director Arturo Loaiza relata cómo en un pueblo quieren instalar una antena repetidora de comunicaciones en una loma que queda en la finca de Horacio, un campesino que de niño quedó huérfano y además padece una enfermedad degenerativa.

Horacio está en desacuerdo con la instalación de la antena, pero Samuel, un niño curioso, el único amigo que tiene en medio de las montañas, trata de explicarle en qué consiste la tecnología que le quieren instalar en su finca.

Pará el director de la película, Arturo Loaiza, Ermitaño “es una película contemplativa para toda la familia y con problemáticas que poco se tocan o que no se le dan la importancia que merecen”.

La cinta recrea los problemas y la vida de los campesinos en torno al cuidado del agua, la violencia de género, la amistad y hasta la corrupción. Surgió, según Arturo, de “Charlie Zee, un actor que escribió en dos páginas la historia queriendo hacer con ella un cortometraje que al final se convirtió en un largo, en la que cuenta la historia de su tío Horacio, un personaje real; y quise contar un poco sobre los problemas y la vida de los campesinos a través de un largometraje y aproveché para abundar un poco más en los temas del campo”, afirma.

Los protagonistas de la historia son Alejandro Aguilar y Kamilo Rojas, dos actores que han grabado junto a Pénelope Cruz y Nicolás Cage. Ermitaño también cuenta con la actuación de Sandra Serrato, Linda Baldrich, Hernán Cabiativa, Alexander Laiseca, Gustavo Herrera y Ricardo Vesg. La producción ejecutiva estuvo a cargo de Lina Castro, la dirección fotográfica de Cristian Gil y la música original de Andrés Cárdenas.

Este proyecto audiovisual se concretó a inicio del año 2018 y el rodaje se llevó a cabo en septiembre del 2020 en San Francisco, Cundinamarca.

blank

70 Milímetros Films fue la productora encargada de llevar a cabo las grabaciones. El rodaje duró un mes en medio estrictas medidas de aislamiento y bioseguridad debido a la pandemia Covid-19.

La producción también tuvo como reto en cuanto a lo económico “contratar una empresa para qué sé encargará de todos los protocolos de bioseguridad, cosa que no teníamos planeada desde un principio, pues no sabíamos que iba a llegar esta pandemia”, asegura Loaiza.

La película inicialmente se iba a rodar en un pueblo de Boyacá llamado Soatá, pero por la pandemia el alcalde de ese municipio no permitió el rodaje por las restricciones producto de la situación de salud pública que vivió Colombia y el mundo en el año 2020, por ello la producción decidió aplazar el rodaje y fue en septiembre de ese mismo año que consiguieron un lugar, parecido a una loma, en donde pudieron recrear la historia de Horacio.

Ermitaño es una película 100% colombiana, la trama de la historia está construida desde las realidades que a diario deben enfrentar las personas que viven y se dedican a la agricultura en Colombia.

Según Loaiza, “la gente ve poco el cine colombiano por varias cosas y una de ellas es porque pautar en televisión es más costoso que producir la misma película, entonces hay poco de la divulgación del proyecto, poco se sabe de él. Por otro lado, porque muchos están acostumbrados a ver películas iguales y le tienen miedo a encontrarse con un proyecto que no les guste”.

El proceso de producción de Ermitaño fue financiado mediante Ley 814, o Ley de Cine, que busca, según el Ministerio de Cultura, “facilitar la producción de películas en Colombia y contribuir a convertirla gradualmente en una industria sostenible”. Para la dirección de la película no fue fácil conseguir los inversionistas, ya que son pocas pocos los empresarios que conocen de los beneficios tributarios que ofrece la Ley.