Home En Línea La popularidad de la música nueva disminuye en Estados Unidos

La popularidad de la música nueva disminuye en Estados Unidos

31
0
blank

Un nuevo estudio demuestra que los lanzamientos de música nueva se están viendo opacados por canciones viejas

La fundación Luminate, encargada de monitorear datos del mercado en Estados Unidos, ha revelado un nuevo estudio en el que se demuestra que la popularidad de la música nueva ha disminuido, mientras canciones viejas están encontrando un renacimiento en los escuchas del país norteamericano.

El estudio reveló que las reproducciones, descargas y ventas de música en formatos digitales y físicos cayó 1.4% en los últimos 18 meses, comparado con el mismo periodo del año anterior. Además, durante la primera mitad de 2022 hubo una “disminución medible en los nuevos lanzamientos de ‘alto impacto’ en general, que se definen como cualquier lanzamiento que debuta en el Billboard 200”.

Aunque menos música nueva fue registrada este año en comparación con el anterior, todo lo que se transmitió, descargó o compró antes de los últimos 18 meses creció un 14% en la primera mitad de este año.

En enero de este año, MRC Data publicó que canciones viejas representaban el 70% del mercado musical de Estados Unidos y que las 200 canciones nuevas más populares figuran menos del 5% del total de reproducciones, hace tres años, era un 10%.

Es bien sabido que una gran parte del renacimiento de algunas canciones viene de su uso en nuevos productos mediáticos, un claro ejemplo es la nueva popularidad de ‘Running Up That Hill’, de Kate Bush, que fue utilizada en la cuarta temporada de Stranger Things y que creó un repunte impresionante en reproducciones del tema, que le valieron a Bush aproximadamente 2,3 millones de dólares en regalías. Otra canción usada en la serie fue ‘Master of Puppets’, de Metallica, que generó una respuesta similar en reproducciones de streaming.

Otro ejemplo es ‘Something in the Way’, de Nirvana, que después de ser usada en The Batman también experimento una nueva popularidad y fue presentada a muchas personas de nuevas generaciones que no la tenían en el radar.

Desde que inició la pandemia ha surgido otro aspecto de la industria que no habíamos visto antes en esta magnitud, las millonarias ventas de catálogos de artistas como Bob Dylan, Bruce Springsteen, Julian Casablancas de The Strokes, Justin Timberlake, Frank Zappa, Leonard Cohen, Sting, entre muchos otros. Esto puede verse como un indicador de que la música vieja es más fuerte que nunca, aunque no sabemos con exactitud lo que las disqueras que están adquiriendo los derechos de todas estas canciones están planeando, podemos estar seguros de que tienen grandes planes y que saben que las canciones de décadas anteriores son increíblemente valiosas actualmente.