Shirô Honda, director de la película original de Godzilla, firmó este largometraje que también mostraba una terrible infección por hongos que acababa con la humanidad.

The Last of Us está en boca de todos. La obra de Naughty Dog estrenada originalmente en PlayStation 3, remasterizada posteriormente en PlayStation 4 y con un remake recién estrenado en PlayStation 5, se ha transformado en serie de televisión y cada semana tenemos nuevo episodio en HBO Max. Con unas cifras que están haciendo que la plataforma arda, la ficción ha sido renovada ya por una temporada 2, sin siquiera terminar su primera temporada al completo. Eso ha llevado a que muchos espectadores se interesen por los orígenes de esta historia que, a priori, recuerda a The Walking Dead. Horror Losers, cuenta dirigida por Jorge Loser, especializados en cine fantástico y de terror, ha desvelado la película en la que Neil Druckmann y su equipo se habrían fijado para construir su historia de Joel y Ellie: Matango, de Ishirô Honda.

El origen de la infección cordyceps reside en una película casi prohibida de 1963

Matango, conocida también como Attack of the Mushroom People o The Fungus of Terrorse estrenó en 1963 y parece que levantó bastante revuelo en su día, puesto que los efectos artesanales que tenía estaban tan bien conseguidos que “casi fue prohibida en Japón porque el maquillaje de los hombres hongo recordaba mucho a algunos de los afectados de los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki“, explican desde Horror Losers. El filme cuenta la historia de “siete turistas que naufragan en una extraña isla tropical. No se detectan animales, no hay comida, casi no hay agua potable. Los supervivientes dan con restos de otros muchos naufragios, pero nadie en la isla. Debido a sus condiciones empiezan a surgir disputas por casi todo, hasta que el hambre lleva a algunos de ellos a comer los hongos que parecen plagar parte de la isla y los restos de los naufragios”.

Como habréis podido deducir, los hongos son aquí el foco principal de infección que transforma a los humanos en verdaderas bestias. La naturaleza de estos hongos es la misma que la que vemos con el Cordyceps de The Last of Us: va transformando al infectado poco a poco hasta transformarlo en una especie de monstruos irreconocibles cuyos rostros quedan tapados bajo capas de hongos: “Los ‘zombies’ de Matango se convierten lentamente en hongos gigantes, y también tienen diferentes estados de infección como los afectados por cordyceps de The Last of Us“.

Las comparaciones son odiosas, o eso se suele decir, pero es innegable que desde Horror Losers han dado en la clave y más allá de las referencias evidentes que The Last of Us comparte con The Walking Deadse ha desvelado cuál fue posiblemente la referencia principal de Naughty Dog al crear su mundo postapocalíptico invadido por una infección fúngica. Evidentemente, el tratamiento que se da a esta infección es diferente y las historias no tienen nada que ver la una con la otra. Matango tiene un corte más propio de slasher combinado con el subgénero zombie, influenciado por largometrajes como El amanecer de los muertos. De hecho, parece que Steven Soderbergh quiso hacer un remake americano de Matango, filme que hubiera sido apadrinado por Guillermo del Toro, pero finalmente no se llevó a cabo.

El salto a televisión de The Last of Us ha sido un éxito, y los seguidores del videojuego están contentos, en su mayoría, con las modificaciones que se ha hecho con respecto a la entrega original. Para nosotros, la ficción que cuenta con Craig Mazin al frente es de lejos la mejor adaptación de un juego al formato puramente audiovisual: “The Last of Us es una serie excelente que engloba a la perfección todos los elementos que hicieron tan importante al videojuego homónimo en su día. Es un drama profundo y existencialista, que aborda como pocos la supervivencia del ser humano en tiempos difíciles, así como la importancia del amor o las decisiones en momentos oscuros”.

Vandal Random.