Cerca de las 6:30 de la tarde, en el sector de La Luna, la comunidad alertó a los bomberos de una fuga de gas en la Estación de combustible, frente al hotel La Luna. Los transeúntes y manifestantes empezaron a escuchar el sonido del gas e inmediatamente alertaron a toda la comunidad a desalojar el sitio por una posible explosión.

Los bomberos voluntarios de Cali llegaron al lugar de los hechos para aislar a las personas que quedaban a los alrededores, mientras llegaba el personal de Gases de Occidente, pero a los bomberos les tocó retirarse porque civiles en una camioneta blanca empezaron a disparar contra los manifestantes y el equipo de bomberos.