A causa de la extradición del jefe del Clan del Golfo, alias ‘Otoniel’, el grupo paramilitar anunció para este fin de semana un Paro Armado que, hasta el momento, ha dejado al menos 6 muertos y 180 vehículos violentados, además de algunos atentados en territorio donde militan.

El paro armado fue promulgado por quienes serían los dos sucesores de ‘Otoniel’, alias ‘Chiquito malo’ y alias ‘Siopas’.