90 Minutos

En la noche del jueves 10 de marzo, un conductor de taxi fue asesinado por múltiples heridas causadas con un arma blanca al resistirse de que le robaran sus pasajeros el producido del día.

Julio Fernando Rivas, de 35 años, conductor del taxi con placas VCS – 748, fue remitido al hospital Carlos Holmes Trujillo, donde posteriormente perdió la vida por la gravedad de sus heridas. 

En la inmediatez de los hechos, dos personas fueron capturadas por las autoridades, un joven de 18 años y la mujer que sería su cómplice, de 19 años de edad. 

Ante esto, el gremio de taxistas le solicitó al Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aprobar el decreto del “Botón de Pánico”.

“No nos salvará la vida, pero sí vamos a mitigar mucho los atracos y estos asesinatos que se han generado y han aumentado mucho en su administración. Señor alcalde, no más, ¿cuántos muertos más para que ese botón de pánico sea obligatorio para el gremio de taxistas?” afirmó el Representante del Sindicato Mesa Nacional de Taxistas, Jhon Peñuela.