La Corte Constitucional tumbó la Ley 1951 del 2019, creada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, al haber sido demandada por malos procedimientos para su expedición.

Los demandantes, la Comisión Colombiana de Juristas, hicieron énfasis en que no se dio su aval por parte del Gobierno Nacional, además de que se omitió la estructura orgánica de la definición del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La Corte dio dos legislaturas para que el ministerio pueda enmendar el error, el cual, según la Procuraduría, no contravenía ninguna norma constitucional.

Se recuerda que la creación de este Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación fue el sucesor de Colciencias, ente que regía hasta ese año.