Home Columnas ¿Piensas comprar vehículo, pero los créditos son muy grandes y no te...

¿Piensas comprar vehículo, pero los créditos son muy grandes y no te los dan? Ten en cuenta estos datos…

215
0

Por: Editorial El Clavo.

Son muchos los jóvenes que intentan obtener algún vehículo a temprana edad, pero lastimosamente son la mayoría de estos quienes deben hacer sus ‘vueltas’ por su lado, ya que no cuentan con un padre o una madre adinerados que les puedan regalar o prestar para poder comprarlo… sin embargo, el tema de los créditos bancarios siempre es un obstáculo que hace que muchos desistan de sus sueños. ¿Por qué?
Miles de jóvenes intentan, desde su mayoría de edad, adquirir créditos para poder comprar una moto o un carro, más hoy en día donde el transporte público suele ser colapsado, y donde el tener un medio propio te ayuda a subir tu autoestima y tu estatus social, pero lastimosamente siempre aparece el fantasma de “experiencia crediticia”, mal al que todos suelen huirle, pero tan necesario en países tercermundistas.

¿Cómo obtener experiencia crediticia desde joven?
Hoy en día es muy fácil sacar objetos a nombre de una persona, por eso lo más importante es sacar teléfonos, planes de celular, los recibos del hogar, o incluso, si se puede, pedirle a los padres que pongan sus vehículos o viviendas a nombre del recién joven adulto… ¿Para qué? Es simple, la realidad es que entre más aparezca el nombre de una persona en una cantidad de patrimonio alta, más posibilidades hay de que las entidades financieras vean el nombre como “viable” para un crédito.
Luego de tener ya varias “propiedades o bienes” a tu nombre, lo importante aquí es la posibilidad de solicitar una tarjeta de crédito. Cualquier entidad bancaria reconocida o no muy conocida, tiene en sus páginas webs la posibilidad de solicitar el estudio para solicitar una tarjeta de crédito, e incluso hay infinidad de opciones para que elijas una que se adapte a lo que más quieres.
Muchas personas suelen equivocarse, y piensan que a la primera tarjeta que van a sacar les van a otorgar créditos grandes, pero no es así. Apenas el nombre del joven estará apareciendo en las bases de datos de data crédito, por lo que el monto que se les permite siempre es de uno a dos millones de pesos, de los cuales se aconseja que compren cosas a dos o tres cuotas, ya que los intereses van aumentando el puntaje en la experiencia crediticia.
Además de esto, también es importante acercarse a algún banco o a alguna cooperativa para solicitar un crédito, sin embargo, esta opción sólo es viable si la persona tiene a su lado un codeudor que lo apoye y que responda en caso de quedarse sin empleo, además de que claramente debe de tener una fuente de ingresos real, ya sea por un trabajo con contrato de prestación de servicios o a término indefinido.
Así, poco a poco, las personas van aumentando su puntaje en las entidades financieras, los que las va volviendo viables para créditos cada vez más grandes. Cabe recalcar que es importantísimo

nunca quedar mal con una cuota, ya que podría ser reportado en data crédito, situación que empeoraría todo el proceso, y que se convierte en un problema mayor.

¿Qué es estar reportado en data crédito?
Cuando una persona queda mal con alguna cuota, y luego de varios avisos que hacen las entidades financieras para que salden las deudas que tienen con ellos, las personas son reportadas como morosas en data crédito, lo que implica que a la persona le van a negar cualquier tipo de crédito, grande o pequeño.
Es importante tener en cuenta que a una persona que es reportada en data crédito se le adjudica el doble de tiempo para sacarlo de ese reporte apenas pague su deuda. Es decir, si fuiste reportado y 10 meses después saldaste la deuda, será luego de 20 meses, desde que pagaste, que serás bajado de la plataforma. (El tiempo máximo para una persona estar en mora serán siempre cuatro años).

Así pues, es importante siempre tener un comportamiento crediticio óptimo, siempre pagando las deudas en las fechas que son, con las cuotas que son. Tampoco aumenta mucho el nivel crediticio en el que se encuentra una persona si saca un crédito y lo paga al mes en su totalidad, ya que la historia crediticia asegura que, entre mayor tiempo esté una persona pagando una deuda, mayor puntaje iría teniendo en su historial personal.