Las mujeres han asumido históricamente la responsabilidad de la anticoncepción, pero esta píldora masculina podría cambiar esto en el corto plazo.

Por primera vez en la historia y después de exitosos estudios en ratones, una pastilla anticonceptiva para hombres no hormonal inició sus primeros ensayos en humanos.

El fármaco YCT-529 es el primero de su tipo en llegar a la fase I de ensayos clínicos. Es la única píldora no hormonal que ha llegado hasta esta fase; ya que las otras han sido hormonales.

Los efectos secundarios de las píldoras anticonceptivas femeninas son desagradables y potencialmente peligrosas.

Históricamente las mujeres han asumido la responsabilidad de la anticoncepción. Sin embargo, estas píldoras han hecho que tengan que enfrentar cambios de humor, acné y hasta el riesgo de padecer alteraciones en el sistema cardiovascular y otras enfermedades.

«El mundo está preparado para un agente anticonceptivo masculino, y ofrecer uno libre de hormonas es simplemente lo correcto, dado lo que sabemos sobre los efectos secundarios que las mujeres han sufrido durante décadas», afirmó Gunda Georg, quien dirigió el desarrollo de este fármaco junto con YourChoice Therapeutics.

Sin embargo, los hombres cuentan con el condón y la vasectomía y hasta el momento estás han sido las únicas opciones desarrolladas hasta la fecha.

El desarrollo de anticonceptivos orales masculinos ha generado mucha expectativa porque podría cambiar la forma como los hombres han asumido su responsabilidad.

¿Cómo funciona esta píldora anticonceptiva?

La nueva pastilla anticonceptiva para hombres actúa inhibiendo el receptor alfa del ácido retinoico (RAR-alfa), una proteína de una familia de receptores nucleares que se unen al ácido retinoico.

Este ácido es un derivado de la vitamina A que desempeña un papel en la formación de espermatozoides. Al bloquear esta vía, YCT-529 impide la producción de esperma.

En los ensayos con ratones, la píldora fue 99 % efectiva para prevenir el embarazo, demostró ser segura y su efecto sobre la fertilidad es reversible.

Esta fase de ensayos podría terminar en 2024, pero la aprobación clínica de este producto podría tardar algunos años más.

«Si bien queda mucho trabajo por delante, creemos que el primer estudio en humanos de YCT-529 es un paso importante hacia un futuro en el que tanto hombres como mujeres tengan el poder de decidir y controlar el uso de anticonceptivos, el embarazo y la maternidad», afirmó Heather Vahdat, directora ejecutiva de la Iniciativa sobre Anticonceptivos Masculinos.

Así que estamos cada vez más cerca de que los hombres compartan la responsabilidad con las mujeres de recordar tomar el anticonceptivo… y también esa horrible sensación de cuando te das cuenta que se te olvidó tomarlo.