Mamá, yo lo que quiero es hacer plata

Mamá, yo lo que quiero es hacer plata

Foto: Beatrice Aguirre - EL CLAVO

Me llamo Tavo, o mejor, me dicen Tavo. Estoy en cuarto semestre de Administración y la verdad es que no soy de los que cree que ir a clase sea de gran ayuda. Mi educación no está basada en los libros y las teorías, en la práctica y en la acción. Es decir, mi acción es no hacer nada, o mejor, mi mamá dice que yo me dedico a eso: a hacer nada. He soñado con ser rico, con tener una casa grande, una hembra bien buena, un carro bien áspero, y una finca también, o quizá una casa en Miami.

Mi educación no fue la historia del país, o las ecuaciones. Mi educación es la calle, la rumba, el recreo, la TV, el Play, y como no, los días enteros hablando mierda en la universidad. ¿Que yo no hago nada? Si me la paso haciendo planes de cómo conseguir dinero. ¿Eso te parece no hacer nada? Ay mamá, si supieras las hembritas que voy a conseguir cuando sea rico, sus tetas, su culo, su ropa, su cara. Y es que estas hembritas son complicadas, ellas no se van fijando en uno así como así, no, no. Eso hay que llevarlas de rumba a un buen sitio, y no se las puede llevar todos los días a comer al mismo lugar porque se aburren, con ellas hay que variar.

¿Sabes una cosa mamá? Yo no me quiero ir para los yores como hizo Álvaro, eso allá es muy pesado. Yo no quiero ponerme una corbata, ni tener horarios, ni tener que ser esclavo de nadie. Yo voy a montar mi negocio, mamá. Sí señora, “Mi negocio”. No sé… se me ocurre montar un bar, una discoteca, o simplemente un restaurante. Es que ¿para qué estudiar mamá? ¿Cuánto le pagan a un profesional ahora? $500, $700, $800… no mamá, eso son chichiguas, yo lo que necesito es plata. Mire a Julio, el gordo, ese man no lleva un mes trabajando y ya compró un Millenium, se va a vivir solo, tiene una hembrota, y lo único que hace es cambiar de celular, invierte su plata y se le multiplica… eso es con rapidez mamá, sin visajes, a mí me gusta es así. ¿Para qué carajos voy a entrar a clase? ¿Sabes de qué era la clase de ayer mamá? Dizque de la ISO, o una vaina así. ¿Eso pa’ qué? ¿Eso a mí de qué me sirve? Además ese profesor está tan lleno de títulos que no sabe explicar, eso es aburridísimo, todo el mundo se duerme. Como será de viejo, mamá, que no se le pueden mandar trabajos por Internet.

Es que además yo no quiero ser un ñoño. ¡Qué pena, mamá! Qué dirán las hembritas de uno viéndolo pegado a los libros, yo mejor me voy pa’ donde está la people. Allá sí que se ve plata mamá, allá sí que está la gente que me sirve. Allá hay que llevar la Lacoste o la Hollister porque sino, mamá, no estás en nada. Es que allá fue que armamos el parche para Cartagena en diciembre, obviamente después de la Feria. Es que esta Feria hay que rumbeársela, eso sí no se pone en duda. Así que mamá, nada de viajes donde la abuela o donde mis tíos en esa semana porque si algo se van ustedes. Hablando de eso mamá, acordate de consignar en la agencia la plata de los pasajes.

Por último, mamá, porfa prestame el carro y me das plata que hoy es jueves y voy a salir con una hembrita. Dale mamá, porfa, no seas así, colaborame.

Comments

comments